Hay situaciones en las que, sencillamente, no pega ir maquillada pero quieres ir guapa. Pongo un ejemplo: para ir a esquiar no es adecuado maquillarse, entre otras cosas, porque el maquillaje podría acabar corriéndose con el sudor y la humedad. Pero claro, después viene el aprés ski y nos gusta vernos guapas. ¿Mi truco? Un maquillaje tan natural que le llaman “no make-up” aunque yo prefiero llamarlo “guapa sin maquillar”.

Paso 1: Preparar la piel

Vamos a practicar deporte al aire libre así que usar protección solar no es una elección, es obligatorio. 

Dado que el frío tiende a resecar la piel, me decanto por Tanit Filtro Solar Hidratante. Un filtro solar SPF50 de amplio espectro (ideal para pieles con tendencia a las manchas) que mantiene la piel muy hidratada.

Paso 2: corregir imperfecciones

Unificar el tono de la piel es clave. Para hacerlo sin cargar la piel de maquillaje tan solo uso un poco de corrector sobre las imperfecciones.

Tanit Stick Despigmentante SPF 50 camufla las manchas e imperfecciones porque lleva color pero, además, protege del sol y trata la piel. Este producto me lo llevo en el bolsillo para re-aplicar la protección en esas zonas a lo largo del día y para retocarme un poquito el maquillaje después de esquiar. 

Paso 3: Maquillar las pestañas sin que se note. 

Con Belcils Máscara Incolora Hidratante consigo unas pestañas largas y curvadas pero sin pigmento. Es decir, sin que se note. Además es de tratamiento ya que contiene ácido hialurónico y queratina, por lo cual evito que se estropeen por el sol y el frío de la montaña. Con esta máscara mantengo mis pestañas cuidadas todo el día y, gracias a su efecto curva, resalto la expresión de la mirada sin que parezca que voy maquillada.

Paso 4: Definir las cejas

Desde que comencé a maquillarme las cejas, se ha convertido en mi truco para resaltar la mirada cuando no puedo aplicar una máscara de pestañas negra. Estilos hay muchos: dar forma, grosor, rellenar… Pero hoy busco naturalidad, tan solo definirlas y corregir zonas despobladas. El rostro cambia cuando maquillamos bien las cejas, incluso con un delineado discreto. 

Belcils Lápiz de cejas bicolor, gracias a su doble mina marrón, queda muy natural y mantiene las cejas con la forma perfecta gracias a la cera del árbol de japón. A prueba de gafas de ventisca 🙂