Estos días estamos llenando nuestras neveras y congeladores más de lo normal. Es una buena decisión, porque debemos organizar nuestras compras para ir al supermercado lo menos posible. Pero esto también supone que, para que dicha compra nos dure más, estamos congelando alimentos.

Para su consumo, descongelarlos puede suponer un reto ya que se puede alterar el sabor o, aún peor, favor la contaminación de estos durante el proceso de descongelación. Por ello, hoy vamos a ver la manera correcta de descongelar un alimento para garantizar que nuestros platos siguen siendo ricos y seguros: 

¿Cómo descongelar un alimento?

El descongelado de un alimento debe hacerse siempre en la nevera, usando el microondas o mediante chorro continuo de agua fría.

¿Por qué no descongelar a temperatura ambiente?

Nunca debemos descongelar a temperatura ambiente porque se produce una descongelación rápida de la superficie del alimento, persistiendo congelado en el centro. Esto puede ocasionar riesgo de contaminación y proliferación bacteriana en la superficie del alimento.

¿Puede volverse a congelar un producto congelado?

Un producto descongelado nunca debe volver a congelar.

¿Cuándo deben cocinarse los productos descongelados?

Los productos descongelados deben tratarse lo antes posible. Por ejemplo, los alimentos de origen animal, como carnes o pescados, deben cocinarse en un tiempo máximo es de 24 horas.

¿Qué precauciones debo tener durante el proceso de descongelado?

Debe evitarse el contacto de los productos con el exudado que resulta de su descongelación. Para ello, lo adecuado es usar recipientes provistos de rejilla.

¿Puedo cocinar alimento si aún no se han descongelado del todo?

Debemos asegurarnos de que los productos estén totalmente descongelados antes de cocinarlos. Sobre todo, si no van a ser sometido a altas temperaturas el tiempo suficiente.

También podéis ver el vídeo en mi perfil de Instagram.