Estas Navidades apuesto todo al verde.Pero antes del toque de color, planteo un ritual de belleza con productos de cuidado de la piel que controlen los poros, la mantengan hidratada y bonita pero que no comprometan el maquillaje posterior. Es decir, una combinación perfecta entre un tratamiento que no de brillos ni grasa pero que tampoco cuartee por no haber preparado bien la piel. 

Vamos a ver paso a paso cómo preparar la piel y hacer un maquillaje elegante con un toque diferente para estas Navidades:

1

Comenzamos hidratando el contorno de ojos:
Aplico Belcils Crema Reparadora por el área que rodea al ojo dando suaves toquecitos. Esta crema de tratamiento específica para ojos sensibles es ideal para antes del maquillaje ya que sus activos matificantes ayudan a fijar el maquillaje posterior sin molestias en los ojos. 

2

Con Sebiaclear Crema Activa controlo poros y exceso de grasa, especialmente en barbilla y nariz. La piel queda matificada y el poro menos visible. Lo aplico de manera localizada en las zonas a tratar.

3

El sérum concentrado superantioxidante con retinol Skin Balancing de Paula’s Choice es mi elección como tratamiento antes del maquillaje: una combinación muy completa e interesante de antioxidantes que mejoran las defensas y apariencia de la piel. Un producto perfecto para combatir el envejecimiento prematuro sin comprometer el maquillaje gracias a su textura sedosa  con polímeros de silicona. Se asienta sobre la piel para «rellenar» los poros y obtener una superficie más refinada. Es decir, cumple a la perfección las funciones de tratamiento de la piel y prebase de maquillaje.

4

Una vez aplicados los productos de tratamiento, comenzamos con el maquillaje. En primer lugar aplico la base Make Up Forever Ultra HD en el tono 365Y. Una base de maquillaje muy fluida con cobertura modulable y efecto mate. ¿Lo que más me gusta de esta base? Deja una cobertura impecable con efecto “segunda piel”.

5

Para acabar de unificar el tono, aplico Belcils Corrector Invisible sobre ojeras e imperfecciones de la piel. Sus activos nutritivos se van liberando a lo largo del día, evitando que cuartee la delicada piel del contorno de los ojos.

6

Continuamos intensificando la mirada y dando el toque diferenciador que busco para estas Navidades. Para delinear el ojo, aplico justo en la línea del agua Belcils Lápiz Perfilador Textura Clasica. ¿Mi truco? Me ayudo de un pincel fino para obtener un trazo preciso.

Para darle más profundidad a la mirada, aplico Belcils Lápiz Perfilador Textura Cremosa en color negro. Este lápiz permite ser difuminado para un efecto “ahumado”.

Una vez lo he difuminado, aplico Belcils Lápiz Textura Cremosa, esta vez en color verde. Insisto bajo la línea de las pestañas inferiores. Un toque de color muy sofisticado  y elegante para marcar la diferencia. Al aplicarlo en combinación con el negro da un efecto profundo pero a la vez luminoso.

7

Obviamente, para un maquillaje de fiesta las pestañas son clave. Mi elección es Belcils Máscara Precisión. Enriquecida con vitamina E, cuida las pestañas a la vez que las maquilla con un efecto espectacular. No olvides maquillar las pestañas inferiores para agrandar la mirada.

8

El siguiente objetivo es estructurar el rostro con puntos de sombra y luz. Es decir, vamos a contornear el rostro. El toque de profundidad lo realizaremos con Mia Cosmetics Bronze Colour Drops Unas gotas de alto pigmento ideales para contornear.

El efecto contrario y complementario, aportar volumen y luz, lo realizaremos con Belcils Iluminador Hipoalergénico. Junto con el Lápiz de Cejas Bicolor, acabarán de darle fuerza al maquillaje.

9

Para terminar, aplico la prebase de labios de Make Up Forever que prolonga hasta 12 horas el maquillaje de labios.

Como color, escojo este tono ladrillo de Kiko Milano. Me encanta cómo combina con el color verde de los ojos. maquillaje de labios.

¡Feliz Navidad!