La máscara de pestañas es clave en el maquillaje. Basta con aplicarla para que cambie la expresión de los ojos y, por tanto, del rostro. Por ello, es importante recordar algunos errores que solemos cometer para evitarlos y sacarle el máximo partido a este paso…