En la preparación de alimentos crudos, las verduras y frutas frescas deben lavarse cuidadosamente con agua  potable antes de cortarlas y pelarlas. Hay que tener en cuenta que, desde que se recogen en cultivos hasta llegar nuestra cocina, han estado transportadas, almacenadas y expuestas y…